• Mario Vergara se dedicaba a la búsqueda de personas desaparecidas desde el año 2014, centrándose en la búsqueda de su propio hermano, Tomás. A lo largo de su labor, logró localizar a cientos de personas, siendo su último hallazgo el cuerpo de Lesly Martínez.

El reconocido buscador de desaparecidos y activista, Mario Vergara Hernández, falleció trágicamente el jueves en un accidente en la recicladora donde trabajaba en Huitzuco, Guerrero. Mario Vergara se dedicaba a la búsqueda de personas desaparecidas desde el año 2014, centrándose en la búsqueda de su propio hermano, Tomás. A lo largo de su labor, logró localizar a cientos de personas, siendo su último hallazgo el cuerpo de Lesly Martínez Colín, una joven desaparecida el 30 de abril en la Ciudad de México, encontrado el martes a las 3:30 de la tarde en la autopista del Sol.

Según informó la Fiscalía General de Estado (FGE), alrededor de las 5 de la tarde del mismo jueves, Mario Vergara y su ayudante, José de Jesús, sufrieron un accidente mientras trabajaban. Un bloque de material reciclado compactado se derrumbó sobre ellos, causándoles graves lesiones. Ambos fueron trasladados de inmediato al área de urgencia del Hospital General de Huitzuco, ingresando alrededor de las 5:45 de la tarde. Desafortunadamente, Mario Vergara presentaba un trauma cerrado de tórax, fractura de clavícula derecha y trauma craneoencefálico severo, y horas después, lamentablemente, perdió la vida. Por su parte, José de Jesús sufrió un traumatismo craneoencefálico y una grave falta de oxígeno en el cerebro. Su estado de salud es considerado delicado según los informes proporcionados por la fiscalía.

Mario Vergara era conocido por compartir información en sus redes sociales sobre los casos de personas desaparecidas, y fue a través de una publicación en Facebook que dio las primeras pistas sobre el cuerpo hallado, que posteriormente las autoridades indicaron que podría tratarse de Lesly Martínez. En sus mensajes, agradeció a quienes le brindaron información y proporcionó detalles sobre cómo fue localizado el cuerpo.

El martes pasado, Mario Vergara recibió la notificación de un paisano en su lugar de trabajo, informándole que unos campesinos habían encontrado el cadáver de una mujer en la autopista cerca de la caseta de peaje de paso Morelos, en Huitzuco. Con miedo pero convenciendo al informante, Mario Vergara se dirigió al lugar y encontró el cuerpo de una joven con tez blanca y cabello rojo, aunque no pudo ver su rostro debido a que se encontraba boca abajo. El cuerpo estaba en estado de descomposición pero relativamente conservado, ya que se encontraba en un lugar fresco bajo un árbol, protegido de los rayos del sol.

Tras el hallazgo, Mario Vergara informó a las autoridades correspondientes y peritos de la Fiscalía General de Guerrero y de la Ciudad de México acudieron al lugar. Sin embargo, Mario Vergara expresó su descontento con la forma en que se llevó a cabo el levantamiento del cuerpo, describiendo que se realizó sin seguir los protocolos adecuados. También señaló que la fiscalía de la Ciudad de México atribuyó el hallazgo a su operativo de búsqueda, cuando en realidad fue gracias al aviso anónimo que realizó. Mario Vergara enfatizó que ni él ni el despliegue de búsqueda anterior lograron encontrar a Lesly, sino que fue la valiosa información proporcionada por la comunidad la que condujo al descubrimiento.

La trágica muerte de Mario Vergara Hernández ha dejado un vacío en la comunidad de buscadores de desaparecidos y en aquellos que valoraban su incansable labor. Su compromiso y dedicación para encontrar a personas desaparecidas, incluyendo a su propio hermano, serán recordados como un ejemplo de valentía y perseverancia en la lucha por la justicia.

El legado de Mario Vergara perdurará en los corazones de aquellos a quienes ayudó a reunirse con sus seres queridos, así como en la conciencia colectiva de la importancia de no olvidar a quienes han desaparecido.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *